Juicio ejecutivo

Juicio ejecutivo

 

 

 

 

 

 

 

Se considera como juicio ejecutivo a la variante del proceso de ejecución. Dicho proceso de ejecución se inclina siempre por obtener una actividad física por parte del conocido organismo jurisdiccional y es precisamente en donde se encuentra la distinción entre el juicio ejecutivo y el de cognición.

Ahora bien, dentro de lo que se conoce como proceso de ejecución, se le invita al juez a que mantenga un comportamiento completamente físico, un obrar y por supuesto que de alguna u otra manera haga actuar la declaración judicial que dicho sea de paso por el simple hecho de haber quedado ejecutoriada y dictada desde hace tiempo en el ejercicio de una acción de condena, está ampliamente susceptible a ser ejecutada.

Dentro de la ley está considerado el título ejecutivo como el que se toma el derecho de encerrar una presunción vehemente de certeza, de realidad pura y de verdad en lo que significa y se encuentra la declaración que está contenida en el título ejecutivo y por lo tanto se llega a presumir que es cierta en toda la extensión de la palabra y que por lo tanto es irrevocable e indiscutible.

En el juicio ejecutivo siempre se tiene asignado un procedimiento denominado como sumario dentro del cual se dice existe un procedimiento breve y que las razones que ameritan este procedimiento sumario para el juicio ejecutivo, para lo que se pretende en el ejecutivo no es que sean en relación a la cuantía de la ejecución ni para el fondo de ejecución sino que sean para la calidad que se encuentra escondida en el título ejecutivo.

En la mayoría de los juicios el juez es única y exclusivamente un espectador más del debate que se está llevando a cabo, y de acuerdo a las pruebasque se estén presentando él se encargará de dar un veredicto y una resolución que en la mayoría de las ocasiones es irrevocable, pero cuando se trata de un juicio ejecutivo tiene el deber de prestar mucho más atención de la normal porque desde luego el ejecutante se encarga de pedir una tutela privilegiada, la mejor conocida como tutela de juicio.